Avatar

Infecciones urinarias en el embarazo

Sufrir una infección urinaria durante el embarazo puede tener graves consecuencias para la mamá y el bebé debido a que esta infección está provocada por una serie de microorganismos que invaden el sistema urinario, compuesto por la uretra, vejiga y riñón, por lo que es realmente importante prestar atención si se presentan síntomas para atenderlos de inmediato.

¿Qué es una infección urinaria?

Entre un 4 y 10% de las mujeres embarazadas llegan a padecer infección en vías urinarias.

Por si no sabías, existen diferentes tipos de infecciones, hay unas que comienzan desde los riñones hasta la uretra. Hay un tipo que se llama cistitis o infección de vejiga y otra más grave que ataca a los riñones y se llama pielonefritis. También hay un tercer tipo de infección llamada bacteriuria asintomática, en la que no se presenta ningún síntoma, sin embargo, si no se trata puede aumentar el riesgo de una infección en los riñones, ocasionando parto prematuro, bajo peso al nacer o incluso mortalidad perinatal.

¿Por qué son tan comunes durante el embarazo?

Durante el embarazo aumenta la posibilidad de padecer una infección debido al alto nivel de la hormona progesterona que relaja el tono muscular de los uréteres, los tubos que comunican riñones y vejigas, haciendo que el flujo de orina sea más lento haciendo que tarde más tiempo en recorrer las vías urinarias y salir, lo que puede ocasionar que las bacterias se multipliquen y provoquen una infección.

¿Cuáles son los síntomas?

En el caso de infección en la vejiga, los síntomas incluyen son los siguientes:

  • Dolor, molestia o ardor al orinar.
  • Dolor o ardor durante las relaciones sexuales.
  • Dolor en la parte inferior del vientre.
  • Necesidad muy frecuente o incontrolable por orinar.
  • Orina turbia o con mal olor. También podría presentarse sangre en la orina.

En el caso de una infección en los riñones los síntomas incluyen:

  • Fiebre alta, que puede ser acompañada con escalofríos, temblores o sudores.
  • Dolor en la parte baja de la espalda o en el costado debajo de las costillas. Puede ser en uno o ambos lado, o también en el abdomen.
  • Náuseas y vómitos.

¿Cómo reducir la probabilidad de contraer una infección urinaria?

Reduce la probabilidad de contraer una infección con las siguientes recomendaciones:

  • Bebe mucha agua porque el aumento de líquidos contribuye a aumentar la cantidad de orina, lo que ayuda a depurar el cuerpo de toxinas.
  • Nunca te aguantes las ganas de ir al baño, es sumamente importante que orines con frecuencia y te asegures de vaciar completamente la vejiga al hacerlo.
  • Cuidar la higiene íntima durante el embarazo; mantén limpia el área genital con jabón suave y agua, evita los productos de higiene femenina y los jabones fuertes porque podrían irritar la uretra y los genitales.
  • Limpia tu área genital antes y después de tener relaciones sexuales.
  • Consumir arándanos rojos puede reducir los episodios de infecciones de orina a la mitad, por lo que se recomienda su uso para tratar las infecciones de orina recurrentes.
31 mayo 2018
No Comments
262 Views

No Comments