Avatar

¿Cómo saber si tengo depresión postparto?

El nacimiento de tu bebé es el comienzo de una etapa maravillosa en tu vida pero… ¿por qué no te sientes feliz? Si hablamos de la depresión postparto.

Tranquila no estas sola y esto es más común de lo que crees, de hecho, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, 1 de cada 6 madres padecen este trastorno y la mayoría de los casos de depresión postparto surge en el primer mes después del parto.

Debes saber que las hormonas juegan un papel muy importante en esta condición y esto es por el descenso brusco que experimenta tu cuerpo después del parto, por lo que esta tristeza que sientes comienza al poco tiempo que nace tu bebé y en algunas ocasiones mejora en pocas semanas, sin embargo, si la tristeza es muy intensa y dura por mucho más tiempo puede ser algo más serio que requiere de la opinión de un profesional.

¿Cómo saber si sufro de depresión postparto?

Antes que nada, sentimientos como estrés y cansancio son completamente normales después del parto porque es tu cuerpo experimentando ajustes en su rutina, pero si comienzas a sentir tristeza extrema que impida hacer tu vida normal y sobre todo cuidar de ti y tu bebé, podrías padecer depresión postparto.

En este caso acude a tu médico para que pueda referirte a un psiquiatra para que te brinde el tratamiento adecuado.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión postparto?

Si consideras que tienes alguno de estos síntomas todo el tiempo por dos o más semanas consecutivas es hora de tratar con un especialista.

  • Sensación de tristeza profunda, vacío o desesperanza.
  • Llanto constante.
  • Problemas para sentirse cerca del bebé y lo evitas.
  • No ser capaz de cuidar de ti misma y tu bebé.
  • Pérdida de interés en actividades que antes resultaban agradables.
  • Dificultad para dormir de noche o mantenerte despierta durante el día.
  • Pérdida de apetito o consumo excesivo de alimentos, o cambio de peso no intencional.
  • Sentimiento abrumador de inutilidad o culpa excesiva.
  • Agitación o pereza.
  • Cambios de humor, ansiedad o ataques de pánico.
  • Dificultad para concentrarte o tomar decisiones.
  • Sensación de que vivir no vale la pena.
  • Irritación o enojo.
  • Evitar los amigos y la familia.
  • Preocuparse excesivamente por el bebé.
  • Sentirte tan cansada que eres incapaz de salir de la cama.

¿Qué provoca la depresión postparto?

Es una combinación de muchos factores hormonales, emocionales y en ocasiones, genéticos. Te compartimos algunos factores de riesgo que también pueden desencadenarla:

  • Depresión o ansiedad durante el embarazo.
  • Situaciones o eventos estresantes durante el embarazo o poco tiempo después de dar a luz.
  • Una experiencia de parto traumática.
  • Nacimiento prematuro.
  • Internación del bebé en la unidad de cuidado intensivo neonatal.
  • Falta de apoyo social.
  • Haber sufrido de depresión previamente.
  • Dificultad para amamantar al bebé.

¿Por qué es importante buscar tratamiento?

Llevar un tratamiento adecuado impedirá entrar a una depresión más profunda y difícil de tratar. Los terapeutas están para ayudarte a sentirte mejor para que puedas cuidar de ti y tu bebé. Es recomendable tratar la depresión postparto desde el principio o de lo contrario puede durar meses o incluso años.

30 abril 2018
No Comments
75 Views

No Comments