Avatar

¿Qué es la episiotomía y en que casos se tiene que realizar?

Una episiotomía es un corte quirúrgico que se realiza justo antes del parto en el perineo, que es el área muscular que está entre la vagina y el ano, con el objetivo de  ampliar la apertura vaginal. Esta incisión mide entre uno y tres centímetros y puede ser central o mediolateral. La central va en vertical desde la vagina hacia el ano, y la mediolateral, desde la vulva hacia un lado u otro del periné, en línea oblicua.

Algunos obstetras realizaban episiotomías sobre todo durante el primer parto porque se creía que era mejor que tener un desgarro espontáneo porque podía sanar más fácil. También muchos expertos consideraban que podía prevenir complicaciones como incontinencia, sin embargo, algunos estudios han demostrado que esto es falso; de hecho no hay evidencia de que tenga beneficios para la recuperación, porque las episiotomías no sanan mejor ni más rápido que los desgarres, incluso tardan más tiempo para sanar, porque el corte generalmente es más profundo.

El Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por sus siglas en inglés) confirman que la episiotomía no es un procedimiento que debe realizarse rutinariamente, por lo que te recomendamos que consultes primero a tu médico y que él te explique lo que es mejor para ti.

 

¿En qué casos es necesario realizar una episiotomía?

Hay algunos casos en que por tu bienestar y el de tu bebé, es necesario realizar la episiotomía:

  • Si hay algún problema con el bebé y es necesario que salga sin estresarse
  • Si la cabeza o los hombros del bebé son demasiado grandes y no puedan pasar para la abertura vaginal de la madre.
  • Si el bebé está en posición de nalgas o  hay alguna complicación durante el parto.
  • Si Se necesitan instrumentos para ayudar a sacar al bebé.

 

¿Cuáles son los riesgos?

La episiotomía puede implicar algunos riesgos, por esta razón es que lo médicos ya no la realizan a menos de que sea necesario.

Te enlistamos los riesgos más comunes:

  • El corte puede desgarrarse y aumentar de tamaño durante el parto.
  • Es posible que haya más hemorragia.
  • El corte y los puntos de sutura pueden infectarse.
  • Las relaciones sexuales pueden ser dolorosas durante los primeros meses.
  • Si se practica en el primer parto vaginal, hay más probabilidades de sufrir un desgarro en el siguiente parto.
  • Las mujeres pueden sufrir desgarros graves en la zona del esfínter anal o, incluso, en el recto (conocidos como laceraciones de tercer o cuarto grado respectivamente)
15 junio 2017
No Comments
599 Views

No Comments