Avatar

¡Los terribles dos!

Tu hijo acaba de cumplir sus primeros dos años de vida y parece que algo se trastornó dentro de él. Atrás quedó el niño tranquilo, paciente y juguetón que conocías, acaba de entrar a lo que podríamos llamar “la pubertad infantil”.

 

Algunos niños lo presentan antes, otros un poco después, pero normalmente alrededor de los dos años los pequeños empiezan a cambiar su carácter tranquilo por uno berrinchudo, a llevar la contra en todo, a dejar de comer alimentos que antes aceptaban muy bien y todo esto se da por una razón, es la edad en la que más cambios tienen como seres humanos. ¡Piénsalo! A esta edad muchos niños ya empiezan a ir a maternal, tienen que dejar el pañal, empiezan a decir sus primeras palabras, las cuales normalmente nadie entiende, y eso los frustra, en pocas palabras, están dejando de ser bebés, ¡qué difícil!

 

Aquí lo más importante es entenderlo, si nos enojamos y empezamos a gritar no vamos a conseguir nada más que bloquear la poca comunicación que podamos tener con él, así que llegó el momento de sacar paciencia hasta por debajo de las piedras y tratar de entender lo que el niño quiere decirnos.

 

  • El NO: Para todo dirá que no, no, no y no. Bueno, esto se debe que ya se dio cuenta de que tiene la capacidad de elegir y muchas veces lo que nosotros hemos planeado para él no es totalmente de su agrado.

 

La solución es ceder, aunque no lo creas, haciéndolo estás reforzando su autoestima y le estás enseñando que eres flexible.

 

  • La rabieta: es su forma de expresar la frustración que siente cuando no ha logrado salirse con la suya.

 

Nota

 

Escucha sus peticiones, a veces a uno como padre no le cuesta nada ceder un poco, al igual que en el caso anterior estarás dándole su lugar y eso lo hará más seguro de sí mismo.

 

  • La agresividad: es una forma de enojo más violenta, ya que él se dio cuenta de que puede golpear y causar daño haciéndolo.

 

Siempre corrige esta actitud, no es bueno que se acostumbre a ir golpeando niños o adultos por la vida, enséñale que con esa actitud no logrará nada.

1 junio 2016
No Comments
190 Views

No Comments