Avatar

¿La leche de vaca es mala para mi bebé?

La leche de vaca es un alimento completo, pero no imprescindible para tu bebé. En los últimos años se ha ganado mala fama gracias que se cree que produce alergias e intolerancias.

 

Específicamente hay dos elementos que pueden generar esto:

  1. Las proteínas que contiene la leche de vaca, especialmente la Caseína, la lactoalbúmina y la lactoglobulina.
  2. La lactosa, que es el azúcar de la leche.

 

Si sospechas que tu bebé es alérgico a la leche de vaca observa si cada vez que toma leche sufre de vómitos, diarrea, erupción en la piel, tos y/o decaimiento.

Las alergias surgen porque el sistema inmunológico del bebé se defiende contra las proteínas de la leche porque las considera “agresivas” para el cuerpo.

 

Nota

 

¿Cuál es la diferencia entre una alergia a la leche de vaca y la intolerancia a la lactosa?

 

Tal como lo explicamos anteriormente, cuando un bebé es alérgico a la leche de vaca el sistema inmune reacciona ante ciertos componentes para reestablecer la normalidad del sistema. Sin embargo cuando un bebé es intolerante a la lactosa, el problema es completamente otro. En este caso es el intestino del bebé el que no puede digerir esta azúcar y cuando se quedan sin digerir, algunos gérmenes de la flora intestinal lo hacen y pueden liberar sustancias que irritan el intestino, haciendo que no absorba bien el resto de nutrientes y provocando molestias.

 

Si tu bebé sufre de alergia a la leche lo que se recomienda es mantener la leche especial hasta el año o año y medio y a partir de ahí se valora con un examen de sangre.

 

Si por el contrario, sufre de intolerancia a las proteínas de la leche continúa dando leche especial hasta que cumpla el año y después empieza a introducir alimentos que tienen baja cantidad de lactosa como queso o yogurt. Si no aparecen síntomas como diarrea, frenado de la ganancia de peso, dolor de estómago o vómitos, entonces puede probar con la leche entera normal.

 

Nota2

8 marzo 2016
No Comments
55 Views

No Comments