Avatar

¿Es recomendable un parto natural después de una cesárea?

Si por las condiciones de tu embarazo anterior o por decisión tuya y de tu ginecólogo tuviste una cesárea y ahora te gustaría que tu bebé naciera por parto natural te decimos que hay muchos factores para considerar. La OMS subraya que “la cesárea, como todas las técnicas médicas, es buena o mala en función de su correcta indicación”.

Hace muchos años ocurría que las mujeres volvían a tener cesáreas porque sus médicos no las orientaban o porque era muy común que les hicieran creer que había amenaza de rotura uterina, pero debes saber que este riesgo es muy bajo, sin embargo el riesgo es mayor cuando han pasado menos de 18 meses desde la última cesárea hasta el siguiente parto.

Antes de practicar un PVDC (parto natural después de cesárea), tu ginecólogo debe realizar una serie de exámenes y conocer completamente tu historia clínica para asegurarse que tu cesárea anterior no tuvo ningún tipo de complicación porque esto es un factor que podría afectar la elasticidad de tu útero. Otro tipo de factores decisivos para evitar esta práctica es si tu pelvis es muy pequeña o la posición de tu bebé.

 

Factores para ser una buena candidata para un PVDC

Según el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, tienes posibilidades de un PVDC si reúnes todos los siguientes requisitos:

  • Has tenido solamente una cesárea y fue realizada con una incisión transversal baja (horizontal).
  • Tu pelvis es suficientemente grande para permitir que el bebé pase sin problema; aunque no existe una forma exacta que determine esto, tu médico es el indicado para darte un diagnostico.
  • Nunca has tenido ninguna otra cirugía uterina importante, como por ejemplo, una miomectomía para extraer fibromas.
  • Nunca has tenido una ruptura uterina.
  • Nunca has tenido ningún problema obstétrico que represente un riesgo para el parto vaginal.

 

Casos en los que no se puede tener un PVDC

Hay algunos casos en los que no se recomienda practicar un PVDC porque podría poner en riesgo tu salud:

  • Si padeces enfermedades crónicas como cardiopatías, enfermedades renales, etc.
  • Problemas de pelvis, es decir, si es demasiado pequeña o si está mal formada, lo que dificulte el paso del bebé.
  • Mientras más grande de edad sea la madre, hay mayor posibilidades de complicaciones en el momento del parto.

 

¿Cuáles son los riesgos?

El riesgo más grave con el PVDC es la ruptura del útero y la pérdida de sangre por esta complicación puede ser un riesgo para la madre y el bebé.

Las mujeres que intentan un parto vaginal sin éxito pueden ser más propensas a necesitar una transfusión de sangre y a contraer una infección en el útero.

 

¿Cuáles son las ventajas de un PVDC?

Existen muchas buenas razones para intentar un PVDC en lugar de someterse a una cesárea. Algunas son:

  • Estadía más corta en el hospital
  • Recuperación más rápida
  • No implica cirugía
  • Menor riesgo de contraer infecciones
  • Existe una menor probabilidad de necesitar una transfusión de sangre

 

Nota importante:

No olvides que el cuerpo y la experiencia de cada mujer puede variar, por lo que no debes comparar tu salud y condición con nadie más; si quieres saber si eres candidata para un parto natural debes recurrir a tu ginecologo porque es la única persona capacitada para orientarte e indicarte lo mejor para ti y tu bebé.

15 mayo 2017
No Comments
863 Views

No Comments

Solicita más información


Fecha estimada de parto: