Avatar

Complicaciones del embarazo que debes conocer

El día que te enteras de que estás embarazada pasas de la felicidad al llanto, de la alegría al miedo y del asombro a la duda, pues aunque la mayoría de los embarazos transcurren sin ningún problema, es importante que estés enterada de las complicaciones que pueden presentarse durante esta etapa de tu vida.

 

 

  1. Desprendimiento de placenta

Ocurre cuando la placenta se desprende total o parcialmente de la pared del útero antes del nacimiento del bebé.

Si esto te llega a ocurrir sentirás un dolor muy fuerte en el abdomen, en algunos casos viene acompañado de sangrado vaginal.

El problema de que la placenta se desprenda es que deja de aportar oxígeno al bebé y corre peligro de asfixiarse, por lo que cuando ocurre es necesario realizar una cesárea de manera urgente.

 

  1. Preeclampsia

La preeclampsia es un problema de hipertensión originada por la obstrucción de las arterias en la madre.

 

Este mal puede afectar tanto a la mamá como al bebé. En la mamá, puede provocar crisis hipertensivas, insuficiencia hepática o renal, alteraciones de coagulación y hasta cuadros convulsivos.

En el bebé puede impedir su crecimiento, provocar desprendimiento de placenta y algunas complicaciones más.

 

Nota2

 

  1. Anemia

Es una de las enfermedades más comunes durante el embarazo. Se origina por la disminución de hemoglobina en la sangre.

 

Sus síntomas son cansancio y dificultad para respirar, debes tener cuidado a la hora de detectar estos síntomas pues se puede confundir con males propios del embarazo. En caso de padecerla tu médico te recomendará tener una dieta rica en hierro y cítricos.

 

  1. Diabetes gestacional

Para controlar esta enfermedad se recomienda llevar una dieta muy estricta en carbohidratos. En casos extremos pueden ser necesarias las inyecciones de insulina.

 

Si en tu familia hay antecedentes de diabetes, debes comunicárselo a tu médico para que tome precauciones.

 

  1. Retraso del crecimiento intrauterino

Se da cuando el bebé no está creciendo lo suficiente dentro del vientre. En estos casos hay poco que hacer para corregirlo. Las causas no son siempre obvias, pero el consumo de tabaco, el alcohol y las drogas durante el embarazo pueden ser uno de los factores.

 

Aunque los bebés que sufren retraso del crecimiento suelen nacer bajos de peso, llegan a recuperarse durante los dos años siguientes.

 

Nota

11 abril 2016
No Comments
84 Views

No Comments