Avatar

3 problemas típicos de la lactancia

Es muy común que en la lactancia aparezcan ciertos problemas que pueden ser tratados sin necesidad de interrumpirla, pueden ser: Grietas en los pezones, mastitis y galactofortitis.

 

Grietas en los pechos

 

Suelen aparecer sobre todo al principio, la presencia de humedad aunada a la succión reblandece la piel de la aréola y favorecen su aparición. A veces son tan dolorosas que impiden continuar la lactancia, sin embargo es importante que sepas que el dolor dura únicamente unos segundos, después no sentirás dolor.

 

Evita que las grietas se infecten aplicando un poco de tu propia leche como si se tratara de pomada. En la medida de lo posible mantén tus pechos al aire libre para que sanen más rápido.

 

Existen muchas pomadas que se recomiendan para las grietas. La mayoría contiene productos inadecuados para el bebé, tales como lanolina, hormonas, vitamina E, corticoides y anestésicos locales. Es mejor evitarlas.

 

Galactoforitis

 

Es la obstrucción de uno o varios conductos que transportan la leche hasta el pezón. A causa de esto aparece un pequeño bulto bajo la piel, pueden estar en cualquier parte del pecho, pero es más habitual que salgan en zonas cercanas a la axila. ¡No te asustes! Realízate masajes suaves para provocar la circulación de la leche.

 

Nota2

 

Mastitis

 

Se trata de una infección en las mamas causada por bacterias que se trata con antibióticos. Si llegas a notar hinchazón, enrojecimiento en el pecho, dolor, fiebre y malestar, debes acudir a tu médico.

 

No es necesario interrumpir la lactancia si se sufre una mastitis. De hecho, la succión del bebé es lo que mejor ayuda a vaciar el pecho y es menos dolorosa que un sacaleches.

 

Nota

9 mayo 2016
No Comments
70 Views

No Comments

Solicita más información


Fecha estimada de parto: